../fotosArticulos/32467/9.1.jpg
../fotosArticulos/32467/9.2.jpg
../fotosArticulos/32467/9.3.jpg
../fotosArticulos/32467/9.4.jpg
../fotosArticulos/32467/9.5.jpg
../fotosArticulos/32467/9.6.jpg
../fotosArticulos/32467/9.7.jpg
../fotosArticulos/32467/9.8.jpg
../fotosArticulos/32467/9.9.jpg

LOTE 9

Maestro de Estamariu. Finales del siglo XIV

Estimación
8.000 € / 12.000 €

Remate: 13.000 €

Maestro de Estamariu. Finales del siglo XIV

Dos fragmentos de entrecalles de retablo con representaciones de santas.

Temple sobre madera de pino. Finales del siglo XIV. 33 x 14 cm. cada una.

Proceden del antiguo retablo mayor de la iglesia de Vilamur (Soriguera, Lleida).

Durante la Guerra Civil española el retablo gótico de la iglesia de Vilamur fue desmontado y trasladado a Lleida para evitar su destrucción. Una vez finalizado el conflicto, hacia 1940-1941 los responsables del Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional lo devolvieron a los responsables del Obispado de Urgel, pero el retablo ya no volvió a su lugar de origen. Poco después fue vendido y sus compartimentos se dispersaron en el mercado de arte y antigüedades, de ahí que algunos hoy se conserven en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, el Museu Maricel de Sitges y diversas colecciones particulares. Las dos tablas conservadas en Bilbao (Dormición y Coronación de María), precisamente, proceden de la colección del pintor y coleccionista Marián Espinal (1897-1974), antiguo propietario también de las que aquí se presentan.

El retablo estaba dedicado a la Virgen e incluía episodios como la Anunciación, la Natividad, la Epifanía, la Presentación de Jesús en el Templo, la Dormición de María, o el Calvario. Las calles estaban separadas por entrecalles con representaciones de santos de cuerpo entero, cuatro de las cuales conocíamos a través de fotografías del Institut Amatller d’Art Hispànic de Barcelona, y a las que deben añadirse las dos que nos ocupan y un fragmento conservado en el estudio del pintor Oleguer Junyent (Barcelona), las tres últimas mutiladas por la zona inferior.

El Maestro de Estamariu es un pintor des estilo algo retardatario activo en el pirineo catalán a finales del siglo XIV. Su lenguaje pictórico se muestra todavía deudor tanto del italianismo de Ferrer i Arnau Bassa, como del taller de los hermanos Serra, sin atisbos aún de lo que serían las novedades introducidas por el gótico internacional hacia 1400. Algunos especialistas han propuesto identificarlo con Arnau Pintor, un maestro ampliamente documentado en la zona de la Seu d’Urgell entre 1357 y 1403, aunque sin obra conocida. La obra que da nombre al maestro es el Retablo de San Vicente procedent de Estamariu (Museu Nacional d’Art de Catalunya), y se le han atribuido también el Retablo de Santa Lucía originario de Arcavell (Museo del Prado); el de la Virgen de Vilamur, al que pertenecieron los fragmentos que nos ocupan, además de la caja sepulcral de fray Bernat de Travesseres (Museu Diocesà d’Urgell).

Se adjunta informe del Dr. Alberto Velasco Gonzàlez.

Procedencia: Barcelona, colección Marián Espinal; Barcelona, colección particular.

Publicadas en: 

- Alberto Velasco, Devocions pintades. Retaules dels Valls d’Àneu (segles XV i XVI), Lleida, Pagès Editors, 2011, p. 49.

 

Bibliografía sobre el retablo de Vilamur y el Maestro de Estamariu: 

Josep Gudiol Ricart; Santiago Alcolea Blanch, Pintura Gótica Catalana, Barcelona, Polígrafa, 1986, pp. 66-67.

Pere Beseran, «El mestre d’Estamariu o el possible Arnau Pintor», en L’Art Gòtic a Catalunya. Pintura I. De l’inici a l’italianisme, Barcelona, Enciclopèdia Catalana, 2005, pp. 315-317.