../fotosArticulos/25291/96.1.jpg
../fotosArticulos/25291/96.10.jpg
../fotosArticulos/25291/96.11.jpg
../fotosArticulos/25291/96.12.jpg
../fotosArticulos/25291/96.13.jpg
../fotosArticulos/25291/96.14.jpg
../fotosArticulos/25291/96.15.jpg
../fotosArticulos/25291/96.16.jpg
../fotosArticulos/25291/96.17.jpg
../fotosArticulos/25291/96.18.jpg
../fotosArticulos/25291/96.19.jpg
../fotosArticulos/25291/96.2.jpg
../fotosArticulos/25291/96.20.jpg
../fotosArticulos/25291/96.21.jpg
../fotosArticulos/25291/96.22.jpg
../fotosArticulos/25291/96.23.jpg
../fotosArticulos/25291/96.3.jpg
../fotosArticulos/25291/96.4.jpg
../fotosArticulos/25291/96.5.jpg
../fotosArticulos/25291/96.6.jpg
../fotosArticulos/25291/96.7.jpg
../fotosArticulos/25291/96.8.jpg
../fotosArticulos/25291/96.9.jpg

LOTE 96

Conjunto de seis maravillosos paneles de biombo. Escuela colonial. México. Principios del siglo XVIII.

Estimación
40.000 € / 45.000 €

Conjunto de seis maravillosos paneles de biombo. Escuela colonial. México. Principios del siglo XVIII.
Óleo sobre tela con estuco dorado y policromada. Decoración de estilo chinesco. 124 x 55 cm cada hoja. Medidas totales: 124 x 330 cm.

 

Los biombos llegaron al Nuevo Mundo por medio de la ruta que unía el Lejano Oriente y España a través de México, con la embarcación conocida como la Nao de China o Galeón de Manila. No se conoce con exactitud cuál fue el primer contacto de la sociedad novohispana con este y otros productos de orígenes asiáticos, pero se sabe que ya formaban parte de las embarcaciones en 1585, cuando una embajada japonesa pasó por la ciudad de México en su viaje para visitar a Felipe II y al papa Gregorio XIII. Nos recuerda Katzew (2014), además, que los biombos también fueron protagonistas en 1614 en un obsequio del sogún japonés Tokugawa Ieyasu (Okazaki, 1543 - Shizuoka, 1616) al virrey Luis de Velasco (1607 - 1611).
Este intercambio creciente entre la civilización asiática y la América colonial no es casual, se enmarca en un contexto de empoderamiento de los criollos en el que aumentaban "los sentimientos contrarios a España" y, según el profesor Gauvin A. Bailey (2007), "el arte asiático proporcionó a los hispanoamericanos un medio para expresar su orgullo por la antigüedad indígena de su tierra".


Bibliografía de referencia:
-     Bailey, G. A. (2007). Asia en las artes de la América Latina colonial. En J. J. Rishel y S. Stratton-Pruitt (Comps.), Revelaciones. Las artes en América Latina, 1492 - 1820. (pp. 57-71). Fondo de Cultura Económica.
-     Brown, J. (2014). De la pintura española a la pintura novohispana, 1550-1700. En L. E. Alcalá y J. Brown (Eds.), Pintura en Hispanoamérica, 1550 - 1820. (pp. 103-148). Ediciones El Viso.
-     Codding, M. A. (2007). Las artes decorativas en América Latina, 1492 - 1820. En J. J. Rishel y S. Stratton-Pruitt (Comps.), Revelaciones. Las artes en América Latina, 1492 - 1820. (pp. 98-145). Fondo de Cultura Económica.
-     Kagan, R. L. (Ed.). (1998). Imágenes urbanas del mundo hispánico. 1493 - 1780. Ediciones El Viso e Iberdrola.
-     Katzew, I. (2007). Estrellas en el Mar de la Iglesia: los indios en la pintura novohispana del siglo XVIII. En J. J. Rishel y S. Stratton-Pruitt (Comps.), Revelaciones. Las artes en América Latina, 1492 - 1820. (pp. 337-481). Fondo de Cultura Económica.
-     Katzew, I. (2014). Pinceles valientes. La pintura novohispana, 1700-1785. En L. E. Alcalá y J. Brown (Eds.), Pintura en Hispanoamérica, 1550 - 1820. (pp. 149-204). Ediciones El Viso.
-     López Guzmán, R. (Ed.). (2021). Tornaviaje. Arte iberoamericano en España. Museo Nacional del Prado.
-     Museo Nacional de San Carlos (30 de marzo de 2015). Juan Patricio Morlete Ruiz, México,1713-1772 Entrada triunfal de Alejandro el Grande, s.f. Óleo sobre tela, 83 x 127 [Tweet] [Imagen adjunta]. Twitter. Https://twitter.com/museo_sancarlos/status/58260813646220492

Este lote procede de importación, por lo que tiene garantizado el permiso de exportación del Ministerio de Cultura.